28 may. 2012

Lo que Autoeditados nos dejó (I)


Para Bombas para desayunar que nos invitasen y acudir a Autoeditados ha sido un acontecimiento relevantísimo, pues ha sido la primera vez que los fanzines con el sello BPD han rebasado los muros de esta habitación para mezclarse y mostrarse en una verdadera feria de autoedición. Dicho esto, fuese cual fuese el resultado final, éste siempre sería positivo.


Autoeditados ha sido una oportunidad no sólo para mostrar el trabajo que se hace en BPD, sino también para poder ver de primera mano qué tipo de sentimientos despierta. Y sin duda, ha sido reconfortante ver la buena acogida de nuestros zines y de los zines que nos gustan y que distribuímos orgullosamente.


Tal vez este sea un dato desconocido por algunxs pero Bombas para desayunar lo lleva una sóla persona, o sea, yo: Andrea Galaxina. Ante la idea de acudir a Autoeditados tuve que pedirle ayuda a alguien para que me echase una mano para cargar cajas, actuar como traductor y echar cuentas, entre otras cosas. Tengo que agradecerle a Jose que quisiese acompañarme y que fuese mi mano derecha. Además él fue el autor de las tarjetitas rollo art-noveau que entregamos con las compras y que tanto gustaron.

Una vez que llegamos al impresionante edificio que es Alhóndiga y nos situaron en una mesa empezamos a montar el chiringuito. Ubicamos los fanzines y ubicamos nuestros culos (un poco más grandes y cuadrados después de 10 horas sentados) en la silla. Y por delante de nuestras narices vimos pasar de todo: gente que mostraba verdadero interés por el tema, llegando incluso a entusiasmarse con lo que teníamos en la mesa; gente que miraba por encima y huía; señoras que nos regalaban sonrisas complices al observar un fanzine llamado Orfidal ("je je, yo tomo de eso" guiño guiño); gente que se partía el culo al leer algunos de los comics; encuentros esperados que por fin se produjeron y otros encuentros no esperados pero que fueron igualmente maravillosos; intercambio de experiencias fanzineras, etc, etc, etc.
Algunos fanzines se nos agotaron, de otros nos quedan poquísimas copias que ya se pueden adquirir en nuestra tienda y algunos se los dejamos a Jesús para que los venda en ANTI.


Se nos pasó el tiempo volando y se podría decir que la muestra fue un éxito. Es cierto que no tengo demasiada experiencia para comparar, pero creo que se acercó bastante gente y que la mayoría de esa gente tenía interés, o al menos, curiosidad...y joder, la curiosidad es lo que mueve el mundo. Es una suerte que existan propuestas así y que podamos participar en ellas.

Y por supuesto, además de enseñar y vender también vimos y compramos. Conocimos a las personas que llevan algunas de las mejores editoriales del país y también a otrxs amigxs que se arcercaron para regalarnos sus fanzines. Pero eso lo dejo para la segunda parte.

1 comentario: