29 may. 2012

Lo que Autoeditados nos dejó (y II)

Como era de esperar la visita a Autoeditados no se limitó a la venta de los fanzines de BPD, sino que aproveché para pertrecharme del trabajo de algunxs de lxs compañerxs de muestra y comprar fanzines de editoriales que admiraba pero que por una u otra razón nunca había podido hacerme con nada suyo. Pudimos compartir algunas impresiones, vernos las caras y charlar en los momentos en los que la gente no abarrotaba las mesas.
De alguna manera he podido corroborar que mis editoriales preferidas son aquellas que se parecen en alma y aspecto a la propia BPD. En Autoeditados había productos de todo tipo: desde libros de lectura, libros-arte, fanzines hechos en imprenta similares a revistas profesionales, etc. Por supuesto todo tiene su encanto y su mérito, aunque para mí lo lo-fi tiene un atractivo especial.
Además, no contenta con comprar, también hice algunos intercambios y me hicieron algunos regalos.

Todavía no he podido leerlo todo, aún así aquí está el cargamento que me llevé de Bilbao:

Yo a Trineo ya los tenía fichados desde hace tiempo. Como para no, sus fanzines son exquisitos. Cuidados al milímetro. Con un catálogo bastante grande y con nombres importantes de artistas internacionales. Tanto era así que pensé que eran de fuera de España...no sé, suizos, alemanes...pero no, son de Toledo. Cuando me pasé por su mesa ya no les quedaban muchos títulos, ¡ni bolsas! ¡con lo que me gusta su logo! pero lo solucionamos intercambiando una bolsa de BPD por la única bolsa que les quedaba, aunque fuese de segunda mano. Les compré 3 zines: Everything in its right place, de Maxime Francout, Dreams are always better than real, de Jaret Penner y Purity, de Dane Martin. Los dos primeros poesía visual que conjugan texto e ilustración. El tercero es un comic que me recuerda mucho al trabajo del colectivo Paper Rad, por eso tuve que comprarlo.

Everything in its right place

Dreams are always better than real
Purity
De las cosas que publica Malacuerva soy fan desde que hace algún tiempo cuando me llegaron algunos de sus títulos. Además son unos habituales de algunos fanzines colectivos fascinantes, por lo que cuando me enteré de que estarían en Autoeditados me puse muy contenta. Como mi presupuesto era limitado y ya había visitado dos mesas antes de aterrizar en la suya solamente compré su pack de maravillosas chapas y el fanzine Escalador, de Rafa Blanco (50% de la editorial), con sus inconfundibles dibujos, esta vez dedicados al mundo del ciclismo y a algunos ilustres de este deporte. Es un fanzine precioso, la verdad. Y además me regalaron un par de postales chulísimas que próximamente colgaré en la pared de la oficina de BPD.


Tal vez a Paga Extra ya no lo podemos considerar fanzine, pero da igual. Es el brazo editorial de Cosas Primo, la factoría cultural que además publica discos tan bonitos como los de Dotore. Pero a lo que voy, Paga Extra son pequeñas publicaciones de diferentes artistas cada número, tenían a la venta un pack especial con los siete números a un precio irresistible. A por ellos que fui y por fin pude ver el número que publicó Grosgoroth (nº2), el de M. Donada (nº5) o el de Antonio Ladrillo (nº 7) y descubrir otros como a Gorka Villaescusa (nº1) o a Isabel Dublang (nº6). Maravillosas ediciones, a todo color, papel de calidad y muy eclécticos: desde el papier colle del nº6, los dibujos a rotulador alucinados del nº2, la psicodelia del roting en el nº1, los personajes del nº5, el arte naif del nº7 o el clasicismo de recuerdo simbolista del nº3. Maravillosos.

A Zooo no los conocía. Nunca oí hablar de ellos hasta que paré en su mesa. Y la verdad es que tenían cosas muy chulas y a precios super asequibles. Son de Bolonia y entre todo lo que mostraron en Autoeditados me quedé prendada de 25 Disegni, un libro de ilustraciones compartido por dos artistas, en este caso por Arrington de Dionyso y Davide Toffolo. Con una edición de lujo, dibujos realizados con tinta grana y con una temática erotico-surrealista. Mientras que los dibujos de Toffolo son más realistas, retratos de diferentes personajes muy sexuales; los dibujos de Arringto de Dionyso tienen un tinte más extraño y surreal, una mezcla de Picasso, El Bosco o Goya.


Y además:

Los amigos de Rubor Postcoital, paisanos, se acercaron para recoger un pedido y de paso me dejaron una copia de su fanzine. Se nota cuando algo está hecho con cariño y este lo está. Cuando lo abrí me dije "yo quiero hacer un fanzine así". Además de los artículos, entrevistas, ensayos, etc. que contiene el propio zine, también incluye una chapa y un cd con un juego para reconocer películas através de escenas postcoitales.

Cahiers Rouges, de Inés García para Zinners. Vecinos de mesa.

Flaman, que me dejaron los amigos de Eureka (en otro post hablaré de ellos). Y Radial, también hecho por paisanos. Sueños ilustrados y Amasté cierran la tanda de compras, intercambios y regalos.


Muchas gracias a todxs. A quienes organizaron Autoeditados y nos acogieron tan bien. A los compañeros de muestra que presentaron allí sus trabajos. A Jose por acompañarme. A Gelen por ser una relaciones publicas buenísima y a la gente que me regaló sus zines o que dedicó alguna palabra bonita a BPD. Fue un placer.

1 comentario:

  1. La gente de Amaste son muy interesantes, vinieron a mi escuela a dar un taller de autoedición allá en el año de la tos y tenían unas revistas chulísimas monotemáticas.
    El rubor poscoital me lo compré en paradiso hace poco, ¿no te recuerda un poco al dead city radio? la verdad es que está fenomenal, pero me lo tuve que dejar en asturias por culpa de ryanair... me lo acabaré en verano.

    ResponderEliminar