21 feb. 2014

Tirando Bombitas

Esta foto se la he mangado a Julieta de su tumblr
Hasta este momento nunca he hablado por aquí de Tirando Bombitas*, salvo en algún momento muy puntual. No sé por qué, quizás porque siempre he creído que era un fanzine más libre y cercano a tacto, no tan encorsetado al medio cibernético como las otras cosas de Bombas para Desayunar. Y es que Tirando Bombitas es casi como un fanzine pirata de BPD, como un bootleg. Aún siendo de BPD no forma parte del "catálogo".

Sin embargo Tirando Bombitas es, de los que hago, mi fanzine preferido. Os cuento un poco sobre él, que de eso se trata esta entrada. En 2012 me invitaron por primera vez al Chicas en Llamas, un proyecto que se lleva a cabo durante el mes de agosto y que entre otras cosas busca dar visibilidad a las mujeres en algunos aspectos de la cultura como por ejemplo poner música en bares. Se celebró en el Metropole, que es algo así como el mejor bar de la historia de mi vida. Yo estaba realmente feliz por que me hubiesen invitado, por poner canciones, por todo en general, así que para celebrarlo decidí hacer un fanzine. Así nace Tirando Bombitas: Boletín informativo fugaz con lo mejor del DIY, underground, música y feminismo. Un subtítulo muy poco pretencioso como podréis observar. Evidentemente, al tratarse de un A4 doblado (al modo de mi amadísimo Patita de Fauno, el fanzine primigenio de mi vida) al final tenía que hacer un resumen muy resumido (valga la redundancia) de lo mejor y la cosa quedaba reducida a hablar de algún tema al azar, una editorial, una imagen (robada de tumblr por lo general) y unas reseñas de discos y fanzines que me gustaban. Hacía de 20 a 40 copias en un folio de color que dejaba en el Metropole para que la gente lo cogiese libremente e hiciese lo que gustase con él. ¡Algunas personas hasta se lo llevaban a casa!

Encadené 3 números seguidos, con alguna colaboración, durante los meses de agosto, septiembre y octubre de 2012. Y luego descansé. Bueno, el invierno que me sienta regular y que no tenía muchas ganas de hacerlo. Ya sabéis, es lo grandioso de estos fanzines, que sólo te salen cuando deseas hacerlos y cuando los haces es increíble lo satisfactorio que es, pero si no te apetece pues no los haces y tampoco pasa nada. Pasó el invierno y la primavera y en julio del año pasado, volvía a estar feliz, quería celebrar la vida (ja ja ja) así que decidí retomar Tirando Bombitas. Hice el #4, y de nuevo, volví a descansar.
Hasta que con motivo/como celebración del podcast que dediqué a Afeite al Perro, tuve la certeza de que tenía que volver a hacer uno, porque este podcast tenía que tener un fanzine sí o sí.

Tirando Bombitas significa todo lo que creo que tiene que significar un fanzine: urgencia, fugacidad y honestidad. Incluso un poco de descuido. No pasa nada si hay una falta de ortografía, si la fotocopiadora te ha cortado la mitad del texto o de una imagen. Lo bueno de los fanzines es que están por encima de eso. Importa el mensaje y el hecho en sí del fanzine es ya el mensaje.

Ahora estoy preparando el que será el último Tirando Bombitas que exista, al menos en una temporada más o menos larga (aunque esto es un poco relativo ya que entre el #3 y el #4 pasó casi un año). Será igual de cutre que los anteriores, claro. Pero en realidad esta entrada lo que pretende es animaos a que vosotrxs hagáis vuestros propios fanzines urgentes y fugaces, que los dejéis por ahí, en los sitios que frecuentéis o en lugares que os sean completamente ajenos. Que contéis vuestras historias o que enseñéis lo que os gusta. Cuantos más fanzines hago y veo más convencida estoy de que este tipo de fanzines son los realmente revolucionarios.


(*Tirando Bombitas es un split de Margarita y Grabba Grabba Tape)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada